La agricultura ecológica, la cual, también se conoce como agricultura orgánica o biológica, tiene una base muy concreta que la diferencia de la agricultura tradicional. En este caso estamos hablando de la utilización, exclusivamente, de recursos naturales para potenciar la respuesta del suelo.

Gracias a esta filosofía, cada día más en auge, que choca frontalmente con la que defienden las grandes corporaciones, se pueden conseguir unos alimentos con unas cualidades más beneficiosas para el ser humano. Sin embargo, el desconocimiento de esta corriente, hace que no sean pocas las personas las que se preguntan si realmente son tantas las ventajas las que existen. A continuación, vamos a ver que sí.

Los alimentos de la agricultura ecológica obtenidos son mucho más saludables

Los productos que se obtienen gracias a esta forma de agricultura se presentan en una forma más saludable que los que se obtienen gracias a la agricultura tradicional. Esto es así ya que las verduras, vegetales o frutas, entre otros, con los que elaboramos nuestras recetas, están libres de compuestos químicos como puedan ser, por ejemplo, el caso de los pesticidas o fertilizantes químicos.

El hecho de no contener ningún tipo de agente químico hace que nuestro organismo asimile las propiedades de estos alimentos mucho mejor. Los macronutrientes (proteínas, hidratos de carbono y grasas) y los micronutrientes (vitaminas, fibra y minerales) se absorben de una manera más eficiente y nuestro estado de salud se ve beneficiado.

Ni pesticidas ni organismo genéticamente modificados

Dentro de la agricultura tradicional nos podemos encontrar con un hecho alarmante. La inmensa mayoría de alimentos que produce, contienen agentes químicos en cantidades que pueden llegar a ser muy perjudiciales para el ser humano. Esto se debe, sin lugar a dudas, al uso de fertilizantes y pesticidas. Unos componentes que se incorporan al tratamiento de la tierra para hacerla más fértil y para defenderla de las posibles plagas que puedan atacarla.

Un buen ejemplo de ello es el glifosato, el cual, se ha demostrado gracias a diferentes estudios (como este de la OMS), que puede llegar a tener efectos muy perjudiciales para nuestro organismo.

Sin embargo, los productos de la agricultura ecológica, al no contener siquiera trazas de estos compuestos, no implican ningún peligro que tenga que ver con nuestra salud. Entre estos peligros podríamos incluir patologías tan serias como dolencias cardiacas, infertilidad tanto en hombres como en mujeres, alergias, migrañas y, en algunos casos de reacciones muy severas, algunos tipos de cánceres como el de próstata.

Sostenibles y respetuosos con la naturaleza

Si hay una máxima que se defiende desde la agricultura biológica, es la de ser respetuosa con el medio ambiente. Algo que va implícito con la propia filosofía. Al no utilizar agentes químicos, la tierra no se ve contaminada y esto hace que la vegetación de zonas cercanas no se vea alterada de ninguna de las maneras.

Pero no solo la vegetación es la gran beneficiada. La fauna autóctona de un determinado lugar tampoco sufrirá los perjuicios de una agricultura basada en agentes químicos. Y es que, los animales que se alimentan de plantas, vegetales o raíces, no estarán ingiriendo organismos perjudiciales para ellos. De lo que se trata, al fin y al cabo, es de mantener un equilibrio natural dentro de la madre naturaleza.

Asimismo, estos cultivos a los que estamos haciendo referencia, están considerados como enormemente sostenibles. Al no depender de elementos que hay que adquirir dentro de un mercado, el cual, se puede manipular en función de los intereses de las grandes compañías, la inversión que hay que hacer será mucho más previsible. Mucho más sostenible, en definitiva.

Y no solo sostenible desde el punto de vista económico sino también desde el punto de vista del propio medio ambiente. Al utilizar los propios recursos naturales que nos brinda, y al no estar dañándole de un modo directo con productos químicos, dentro del corto y medio plazo, la salud de la madre tierra será mucho mejor.

5 beneficios de la agricultura ecológica

Cumplen con los estándares de calidad más exigentes

En contra de lo que muchas personas puedan llegar a pensar, la agricultura ecológica no es un proceso que se lleve a cabo sin controles. No es un proceso en el que el agricultor actúa por su propia cuenta. En absoluto. Se trata de un proceso que está fuertemente reglado, estandarizado y sujeto a unas normas de calidad muy exigentes.

No en vano, dentro de la legislación europea, podemos encontrar el Reglamento Europeo 834/2007, el cual, establece, sin ninguna clase de ambigüedades, cuál es el proceso que debe seguir este tipo de agricultura para poder calificarse como tal.

Tanto las materias primas, los agentes para tratar la tierra, así como todos los protagonistas dentro de la cadena de producción y distribución, están fuertemente controladas. Y todo para que los productos que nos llegan sean de una calidad máxima.

Son alimentos mucho más sabrosos y atractivos

Para terminar, y con el objetivo de hacer todo esto mucho más tangible para el lector, merece la pena añadir un hecho que es indiscutible. Los productos provenientes de la agricultura biológica presentan unos colores y un sabor mucho más atractivos.

Valga como ejemplo algunos elementos clásicos en la dieta mediterránea como pueden ser el aceite de oliva como el que nosotros producimos o los tomates. La presencia dentro de una ensalada clásica es sencillamente extraordinaria. Un aspecto que no hace otra cosa que dotar al plato en cuestión de un valor añadido que no tiene precio. Es más, cada día son más los restaurantes comandados por cocineros de prestigio, los que utilizan productos de este tipo de agricultura. Son conscientes de que el resultado final es mucho más atractivo de cara al cliente.

Gracias a estos beneficios que hemos tratado en estas líneas, es normal pensar que la agricultura ecológica esté en pleno auge. Son muchas las personas las que se están concienciando del hecho de tener una alimentación mucho más saludable. Un valor que, además, quieren transmitir a futuras generaciones. Por ello, podemos concluir diciendo que este tipo de productos cada día tendrá más adeptos y defensores.

5 beneficios de la agricultura ecológica que (seguramente) no conocías
5 (100%) 2 votes

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *