La dieta mediterránea posee incontable beneficios lo cuales, acompañados de un estilo de vida activo, contribuyen a la mejora de nuestra calidad de vida. Entre los efectos favorables que produce esta dieta en el organismo podemos encontrar mejoras en el sistema inmunológico, la flora intestinal, el cuidado de nuestra piel…

Las principales características de esta dieta son el alto consumo de productos vegetales como son las frutas, verduras o los frutos secos; así como de pan y otros cereales. Se da un consumo moderado de carnes rojas, pescados y lácteos. También, siempre con moderación, se recomienda el consumo de vino durante las comidas, preferiblemente tinto. Pero, sin duda, el elemento estrella de la dieta mediterránea es el aceite de oliva, el cual se usa tanto para condimentas como para freír.

La dieta mediterránea destaca por su sencillez y naturalidad, una cocina donde los plato más deliciosos no tienen que por qué ser los más elaborados, sino que encontramos autenticas joyas culinarias al alcance del más principiante. A continuación os facilitamos cinco recetas con aceite de oliva que te harán enamorarte de este oro líquido:

Tostadas de tomate y jamón

Sin duda una receta más que moldeable, apta para tomar tanto en desayuno, almuerzo o cena. Esta receta es un símbolo de la dieta mediterránea y no para de lograr adeptos. Se ha de añadir que el jamón ibérico de bellota es un majar rico en hierro, magnesio, zinc, calcio, y fósforo. Cien gramos de jamón ibérico pueden aportar casi el 30% del consumo diario de fosforo recomendado. Además, se trata de un alimento bajo en calorías y rico en vitaminas.

INGREDIENTES: 2 tomates para ensalada, aceite ecológico, 100g de jamón ibérico, pan del día anterior, 1 diente de ajo.

ELABORACIÓN: Por un lado, se toman los tomates y se rallan hasta formar un puré, a este puré se le añade la sal y l aceite de oliva. Mientras, cortaremos el pan del día anterior en seis rebanadas con aproximadamente 1 centímetro de grosor y lo tostaremos. Si deseas experimentar con otros sabores, también puede probar los aceites aromáticos deméter que dotarán a cada bocado de una nueva sensación.

Un vez el pan este tostados, frotaremos en este el ajo, le untaremos el puré de tomare y se colocara el jamón troceado o cortado en lonchas, según se desee.

casa pareja

Alcachofas con aceite de oliva

Una receta modesta y muy sencilla que no te dejará indiferente. Las alcachofas son un alimento que posee diversos beneficios para el organismo, gracias a sus propiedades digestivas es ideal para el tratamiento de enfermedades como el ácido úrico, el reuma y los problemas de cálculos en la vesícula biliar.

INGREDIENTES (4 personas): 1,5 kg. de alcachofas, ½ l. de aceite ecológico deméter, 2 l. de agua, 4 limones y sal.

ELABORACIÓN: Primero se deberá limpiar las alcachofas y dejarlas solo con el corazón, para luego untarles un poco de limón. Introduciremos las alcachofas en una hoya con agua hirviendo donde añadiremos la sal, el zumo de dos limones y el aceite de oliva. Retiraremos las alcachofas cuando estas este tiernas, lo cual costará en torno a media hora.

Una vez estén cocidas, se presentarán en un plato con un chorrito de aceite de oliva como forma de decoración.

Sopa de aceite de oliva y berberechos

Los berberechos destacan sobre todo por su bajísimo aporte de grasas y, por tanto, de calorías. Además, estos moluscos poseen una altísima cantidad de proteínas de alto valor biológico por lo que contiene todos los aminoácidos esenciales, así como una fuerte presencia de contenido mineral, destacando el hierro. Esta receta reúne todos los beneficios del aceite ecológico Deméter  y los de este enriquecedor molusco.

INGREDIENTES:1 kg. de berberechos, 5 dl. De aceite ecológico deméter, agua y 1 puerro.

ELABORACIÓN: Primero se cuecen los berberechos durante un minuto, justo hasta que comiencen a abrirse. Luego se retirará la concha y reservaremos el molusco, de los cuales guardaremos un puñado para utilizar en la decoración del plato.

El resto de berberechos los añadiremos a un bol con agua. El agua debe cubrir los moluscos. Luego, batiremos la mezcla e iremos añadiendo aceite de oliva  a velocidad media. Colar la sopa. Cortar el blanco de puerro en lonchas muy finitas y freír en abundante aceite.

Una vez hemos acabado, colocamos la mezcla en un plato sopero acompañado de la guarnición que se ha guardado antes, las lonchas de puerro y unas gotas de aceite de oliva.

Patatas al horno

Esta receta es tan sencilla como deliciosa, ideal para acompañar tanto a carnes como pescados.

INGREDIENTES: 1kg. de patatas, sal y aceite de oliva.

ELABORACIÓN: Limpiar las patatas y cubrirlas con papel albar. Posteriormente, se añaden al horno con una temperatura de 180º durante 20 minutos, comprobar que están cocidas antes de retirarlas. Una vez están cocinadas, se les retira el papel albar y se le condimenta con sal y aceite de oliva.

Ensalada de salmorejo

Esta receta es ideal para estos días en los que el calor aún no quiere marcharse. Con toda la frescura de una ensalada y todo el sabor del que le dota el salmorejo.

INGREDIENTES

  • Para el salmorejo: 250 gr. de pan, 70 gr. de huevo, 2 gr. de diente de ajo
    40 gr. de tomate maduro, 7 gr. de aceite ecológico Deméter, 2 gr. de vinagre y una pizca de sal.
  • Para la ensalada: 17 gr. de espinaca, 17 gr. de aceite de oliva virgen extra, 10 gr. de champiñón, 5 gr. de mostaza en grano y 30 gr. de jamón de jabugo.

ELABORACIÓN: Deberás poner el pan a remojar en agua. Una vez se haya remojado el pan, deberás añadir el resto de ingredientes del salmorejo, triturarlos y pasarlo por el chino. Una vez ya tenemos el salmorejo, añadimos el resto de ingredientes de la ensalada: colocamos las espinacas, los champiñones y les esparcimos la mostaza, para posteriormente cubrir con las láminas de jamón y decorar con el aceite.

Recetas típicas de la dieta mediterránea
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *