NUESTRAHISTORIA

Desde finales del siglo XIX, la familia Molina cultivva la finca Casa Pareja, hoy en día la quinta generación de la familia está al frente de la empresa, dirigiendo su marcha hacia la agricultura ecológica. 

Somos una almazara y finca agropecuaria situada en el paraje de la «Cañada del Judío» al sureste del término municipal de Jumilla (Murcia), al sureste de España y a 400 metros sobre el nivel del mar, con una pluviometría escasa y una elevada insolación.Ubicada frente a las Sierras de Santa Ana y Sierra Larga, en medio de una fértil cuenca, donde el cultivo de la vid y el olivo vienen haciéndose tradicionalmente desde hace siglos (5 generaciones) y continúa hoy con modernos métodos de agricultura ecológica y biodinámica: «Tierra y Cosmos»

Casa Pareja es una empresa familiar dedicada a la agricultura ecológica y biodinámica con 350Ha. de cultivos y una almazara para elaboración de aceites.

 

nuestros olivos centenarios

Cuidados desde hace mas de 200 años los cuales nos han dado las más exquisitas cosechas desde hace muchísimos años.

Las variedades de aceitunas que cultivamos son las tradicionales «cuquillo», «cornicabra», «arbequina», «picual» y «hojiblanca».

 

¿Quieres hacer un Tour en Casa Pareja?

Ven a realizar una visita guiada o disfruta de una cata de aceite excepcional, tanto de forma pública como privada y conoce de primera mano toda nuestra filosofía de trabajo.

Imagen historia

almazara antigua

En medio de un bosque verde de plantaciones, se sitúan las dependencias y el edificio de molino de aceite o almazara, levantado a partir de un pajar del siglo XVIII y antiguos corrales de ganado (conservando incluso un aljibe árabe datado entre los siglos XI y XII), donde se llevaba a cabo el proceso mecánico y en frío, para la obtención de aceites de purísima calidad.

 

ALMAZARA NUEVA

En las modernas instalaciones la filosofía de obtención del aceite sigue fiel a la tradición.

Realizamos un cultivo con dedicación y cuidado para obtener aceitunas sanas, recolectando esmeradamente y valorando el momento óptimo de madurez.

Realizamos la molturación o molida al día de aceitunas frescas y extraemos el aceite en frío.

Nos encargamos de la decantación natural del aceite, sin forzar su filtrado y lo almacenamos en una bodega limpia, tranquila y sin variaciones de temperatura.